Publi

lunes, 10 de diciembre de 2012

Navidad, tiempo de paz, felicidad, y ......robos

Si, así es, en estas fechas, son muchas las personas que cogen vacaciones, y se desplazan mas o menos días, a reunirse con la familia, a una estación de esquí, u otros lugares.
Si, y ese de arriba no es Santa, es un tipo que sabe que los momentos en los que la gente se marcha de vacaciones, son propicios para entrar en las casas vacías, y arramplar con dinero, joyas, objetos de valor.....

Y esta es la consecuencia.........................
Para llegar a esto, es probable que el ladrón o ladrones, hayan estudiado a su victima, e incluso averiguado cuando se van a ausentar de casa. Los ladrones tienen formas de comunicarse que pasan desapercibidas, si no las conoces


Hay muchos métodos para entrar en una casa, además de usar la llave de la puerta.

Método Bumper

Método lengua de vaca

Método de apalancamiento


Existe otra forma de entrar sin usar ningún método  de los mencionados, entrar por una puerta o ventana, que alguien se dejó abierta. (Más común de lo que parece)

Las puertas blindadas con cerradura de seguridad, las rejas, y otras medidas de seguridad física, son una gran ayuda, desviaran un gran porcentaje durante la fase de estudio, a otras casas menos protegidas. Pero para un ladrón bien cualificado, que busca un objetivo concreto, no serán impedimentos.

¿Que podemos hacer?
Podemos dificultar aún mas, la consecución del objetivo, detectando al intruso y comunicando la intrusión, a través de un sistema electrónico de alarma. Aconsejo un sistema bidireccional, cableado si es posible, para evitar inhibidores de radiofrecuencias, y una potente sirena estroboscópica de interior (Para poner de exterior, hay que tener en cuenta la legislación de cada comunidad Autónoma al respecto). Es muy recomendable contar con doble vía de comunicación, Red o Teléfono fijo, y SMS o GSM. Los puntos a proteger y los elementos más adecuados, deberían ser prescritos por un profesional cualificado, y no me refiero con ello a un comercial, o a un instalador, si no a un Director de Seguridad, o Jefe de Seguridad.
También se puede respaldar el sistema de seguridad, con un sistema de Grabación, compuesto por un DVR o grabador, con disco duro y Red, y unas cámaras de interior y o exterior, en numero y características adecuadas a cada circunstancia. Con acceso por Internet, nos permitirá por ejemplo, verificar un salto de alarma, y ver en tiempo real que ocurre en casa mientras que no estamos en ella. Pero aún hay algo a lo que doy mucho valor, y es que el sistema de alarma se pueda configurar de modo parcial (Para poder ser conectado cuando estamos dentro) o total (Cuando no hay nadie dentro). De esta forma la alarma cumple en objetivo para mí mas importante, avisar de la intrusión cuando estamos dentro de casa (Por ejemplo durmiendo) En este caso, el apoyo de la conexión a una Central Receptora de calidad puede ser muy estimable.

¿Queda algo por hacer?
Pues yo creo que aún queda algo, siempre digo que quiero una buena alarma cuando yo estoy dentro de casa, y buen seguro del hogar para cuando estoy fuera. Ya que con el tiempo y la destreza suficientes, cualquier medida, por muy bien planteada que esté, puede ser burlada.